Siglo de oro

Vamos a trasladarnos 400 años en el tiempo. Nos encontramos con una España en su máximo esplendor y extensión territorial. Un imperio donde “no se ponía el sol”, un estado política y económicamente poderosísimo. Esta breve introducción no puede sino venir seguida por un trágico giro de los acontecimientos. España necesitó de tres monarcas distintos (Felipe II, Felipe III y Felipe IV) para perder una a una, todas sus colonias europeas. Sumémosle a esta desventura la crisis demográfica causada por la expulsión de los moriscos, el hambre y la peste. En ese momento España tampoco nadaba en la abundancia. Las grandes deudas adquiridas por el Estado no permitieron la distribución de las riquezas que llegaban de las Américas, y España continuaba teniendo guerras que no hacían sino agudizar las dificultades económicas.

¿Y mientras?

El más grande desarrollo del arte y la cultura de todos los tiempos: la época dorada. La reunión en un mismo periodo de los más grandes artistas que España haya visto nacer. Tanto en el aspecto literario como en el pictórico o escultórico. Y nos preguntamos, ¿cómo es posible que en una misma época se diesen un Velázquez, Cervantes, Lope de Vega, Santa Teresa de Jesús, Calderón de la Barca, El Greco, Murillo,…? Demasiada coincidencia. A simple vista se trata de algo incomprensible. Cómo España fue capaz de engendrar semejantes artistas, semejantes potencias creadoras del mejor arte que ha visto este mundo todavía.

¿Y ahora?

Seguir leyendo Siglo de oro

La economía en el recreo. Una visión diferente.

La Real Academia Española define  la economía como la administración eficaz y razonable de los bienes escasos. Su significado etimológico apunta al  origen griego de la palabra: “oikonomía”.  oîkos de casa, y “nèmein” de distribuir; la distribución de los bienes en el hogar. Por tanto, algo nos incita a pensar en la gran riqueza que emana este concepto. Tan antiguo como los griegos, y tan profundo que reside hasta en nuestros propios hogares.

Seguramente, si salimos ahora mismo a la calle y preguntamos a la gente qué es lo que entiende por economía, recogeríamos respuestas diversas, pero la inmensa mayoría de ellas se relacionarían con los índices, el ahorro, los bancos, las empresas, y en general con todo el sector financiero. Este concepto que tenemos, que es en parte acertado, nace en 1776, cuando Adam Smith publica La riqueza de las naciones, donde por primera vez se habla de la economía como una ciencia social, la ciencia económica, a partir de la cual se fundamentará la economía moderna.

Llegados a este punto, del mismo modo que comenzamos a estudiar la naturaleza mucho después de que existiera en la tierra, empezamos a teorizar la economía mucho después de que existiera entre los hombres. Y como en toda teoría, hay un fundamento práctico previamente establecido. Hagámosle por tanto este pequeño matiz y distanciémonos un poco de lo puramente empírico. 

Allá donde haya seres humanos, hay economía, hay movimiento de bienes, hay administración de capitales. Nace de nuestra capacidad de observar y razonar el exterior, y tiene un componente social intrínseco.

Seguir leyendo La economía en el recreo. Una visión diferente.

El Gobierno de los Juegos

No existe mejor maestro que las experiencias vividas, solo el que sufrió derrotas aprende.

“¡Hey! Te vi coger dinero de la banca a escondidas”; “Pásala aquí que estoy libre”; “¡20! Vuelve a lanzar el dado, ¡otro 20!”, ¡Crítico!”; “¡Wolololo!”; “De oca en oca y tiro porque me toca”. No se asusten, a pesar de que al autor de este artículo es considerado una persona de carácter peculiar, no tienen que temer que haya perdido la cordura mientras redactaba estas líneas. Vuelvan a leerlas. ¿Les traen recuerdos esas frases? Quizás te las decían mientras jugabas al Monopoly con tus primos o, puede ser, que ese fueses tú pidiendo el balón para chutar y meter un golazo mientras te imaginabas a la grada coreando tu nombre. Más aún, no podemos olvidar esas partidas de Rol donde casi parecía que eras un semi-elfo del nivel 20.

Todos estos juegos clásicos han desarrollado habilidades, virtudes y valores en quienes los han jugado. A lo largo de la historia, no ha existido ninguna generación que no los disfrutase. Incluso durante la segunda guerra mundial, los niños jugaban al pilla pilla, se subían a los árboles o con un par de trozos de ropa vieja se fabricaban un balón. Quizás los valores más destacados que se desarrollan al practicar todas estas actividades son los de cooperación, liderazgo e inteligencia. Sin embargo, hoy no hablaré de ellos sino de la gobernanza, ya que no existe mejor modo de aprendizaje que los juegos y la diversión para desarrollar dichos valores fundamentales a la hora de gobernar.

Seguir leyendo El Gobierno de los Juegos

The Met Gala. Can fashion be considered an art form?

Orientalism. Jackie Kennedy. Superheroes. India. Balenciaga. Le Belle Époque. Punk.

With an ever-changing theme, The Met Gala is the inaugural fundraising event for the Metropolitan Museum of Art’s Costume Institute in New York City. The exhibition explores the connection between historical fashion and contemporary culture an has rightfully become The Party of the Year or, as André Leon Talley, former American editor-at-large for Vogue magazine, calls it, “the Super Bowl of fashion.”

Seguir leyendo The Met Gala. Can fashion be considered an art form?

¡Que viva la ignorancia!

Es cuanto menos preocupante el escaso nivel de educación que posee gran parte de la población española. Pero aún más preocupante es que “esté de moda” ser ignorante. Hoy en día no saber situar los países en un mapa o desconocer las figuras literarias relevantes es motivo de risa y broma. Esta acción es fomentada, en gran parte, por los programas televisivos que promueven un estilo de vida superficial. En España hay 1,7 millones de estudiantes universitarios, cifra que se queda corta frente a los 2,5 millones de ni-nis (ni estudio, ni trabajo). Puede sonar demasiado redundante, pero es una verdadera vergüenza la nefasta educación sin resultados que han recibido muchos jóvenes.

Seguir leyendo ¡Que viva la ignorancia!

Charla con Antonio María Rouco Varela: Avance

El equipo de The Marvin se trasladó recientemente a la ciudad de Madrid para mantener una charla en exclusiva con Antonio María Rouco Varela, arzobispo emérito de Madrid, antiguo presidente de la Conferencia Episcopal Española y miembro de la Real Academia de Doctores de España. La entrevista completa irá acompañada de varias sorpresas y reflexiones emitidas por el Cardenal, pero hasta entonces aquí pueden encontrar algunas de sus declaraciones más destacadas sobre la conexión política y social entre el Estado y la Iglesia en España.

Seguir leyendo Charla con Antonio María Rouco Varela: Avance

José Manuel Campa: las cinco claves de Europa

El equipo de The Marvin ha tenido la oportunidad de discutir las cinco claves de la Europa actual con José Manuel Campa, Secretario de Estado de Economía bajo la última legislatura de José Luis Rodríguez Zapatero entre los años 2009 y 2011. Aterrizado a las filas del Banco Santander como director de Relaciones con Inversores, profesor del IESE Business School y colegiado de honor del Colegio de Economistas de Asturias, Campa analiza la situación del viejo continente frente al auge de los partidos extremistas, el posible adiós de Gran Bretaña a la UE, la incertidumbre política en España, los movimientos migratorios o las políticas fiscales instauradas por el Banco Central Europeo.

Seguir leyendo José Manuel Campa: las cinco claves de Europa

Las dos caras de la misma moneda

La Real Academia Española define huelga como “la interrupción colectiva de la actividad laboral por parte de los trabajadores con el fin de reivindicar ciertas condiciones o manifestar una protesta”. No obstante, ¿Por qué cuando queremos ser escuchados hemos de paralizar el trabajo? ¿Es la única forma de perjudicar a la empresa? Claramente, no.

La huelga japonesa es un mito, aunque no por ello ineficaz, sino todo lo contrario. Este tipo de huelga está pensado para ser aplicado en la industria, donde los trabajadores trabajan más horas de lo que está establecido en su contrato. ¿Pero cuál es la principal consecuencia? La producción excesiva, con todo lo que ello supone. Al haber un exceso de stock, los precios de los productos descienden debido a la ley de la oferta y la demanda, al mismo tiempo que los costes de almacenamiento en la empresa incrementan, puesto que son empresas que producen bajo el método TIR (Just in Time), es decir, una vez terminado el producto se entrega al cliente, como se da en la industria automovilística. Todo esto ocurre mientras los trabajadores siguen cobrando su sueldo e incluso acumulando horas extras.

Seguir leyendo Las dos caras de la misma moneda

From students to the world